+34 981 784 955 Horario: lunes a viernes 9:30 a 19:30 sábados de 10:00 a 14:00 info@rallycar.es

{mosimage} 

 

El arranque de la temporada en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto volvía a tener como escenario las carreteras de Alicante con una nueva edición del Rallye La Vila Joiosa. En la lista de inscritos, una gran variedad de vehículos, destacando la gran presencia de los S2000 que el año pasado ya demostraron ser unos vehículos muy competitivos, pero también un importante número de GT’s que prometen dar mucha guerra en las pruebas adecuadas.

Y entre todos ellos, como no podía ser de otra forma, Pedro y Marcos Burgo. Los hermanos lucenses se han convertido ya en toda una referencia dentro del automovilismo en nuestro país, y en esta temporada tendrán el apoyo de la marca coreana Hankook para afrontar su aventura en el nacional. Tras un par de años compitiendo en el Campeonato Gallego, la relación entre la multinacional y los Burgo se ha extendido al Campeonato Nacional.

En Alicante, el objetivo a perseguir por los Burgo, que siguen contando con el apoyo de Café Candelas (aunque en este rallye y de forma excepcional llevaron la publicidad de Café Bahía, la marca que Candelas comercializa en el Levante español), partían con el objetivo de intentar luchar por quedar primeros en la Copa de España de Grupo N (en la que no puntúan los S2000 a pesar de estar englobados en la misma categoría).

Para esta aventura, Pedro y Marcos volverían a montarse en el Mitsubishi EVO IX que tan buenos resultados les ha venido dando en las últimas temporadas. Frente a vehículos netamente superiores, los Burgo no le perdieron la cara en ningún momento a la carrera, manteniéndose entre los diez primeros clasificados durante todo el desarrollo de la prueba, manteniendo una dura pugna por subir posiciones durante todo el rallye.

A falta del último tramo de más de 52 km, los lucenses llegaban en la novena posición de la clasificación general. Haciendo valer su experiencia y un gran ritmo lograrían subir dos puestos para quedar finalmente séptimos en la general y primeros de la Copa de España de Grupo N, cumpliendo de esta forma el objetivo con el que llegaban hasta Alicante y empezando con buen pie una nueva temporada.