+34 981 784 955 Horario: lunes a viernes 9:30 a 19:30 sábados de 10:00 a 14:00 info@rallycar.es

{mosimage}

 

El pasado fin de semana había varios frentes abiertos para los pilotos Rallycar, pero se puede considerar que ha sido un fin de semana positivo en líneas generales para todos ellos, algo esperanzador de cara a lo que resta de temporada.

 

 

Escucha a los protagonistas

 

Fernando Rico – 3er Clasificado de la General

Pablo Pazó – 1º Volante RACC

Pablo Rey – 2º Volante RACC

 

Uno de los frentes abiertos este pasado sábado era en Alicante. Allí se disputaba el 17 Rallye La Vila Joiosa, que un año más servía para abrir el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Una prueba en la que muchas eran las incógnitas que había que despejar. Una de ellas era ver a que nivel se encontraban los S2000 y los GT, que este año debutaban en competición en nuestro país. Y visto lo visto, parece que van a dar mucho que hablar durante este año.

 

Alberto Hevia y Alberto Iglesias arrancaban la temporada logrando colocar en el segundo puesto del podium a su VW Polo S2000. Los asturianos realizaron un rallye muy serio, colocándose pronto en la segunda posición y manteniéndose en ella sin excesivos apuros durante toda la prueba. Era importante comprobar las prestaciones del vehículo en competición, y en líneas generales el equipo ha quedado muy satisfecho con el comportamiento del Polo S2000. Miguel Fuster, con una unidad más evolucionada y con más kilómetros rodados con ella, se mostró un poco superior en Alicante. Para la próxima prueba, en Santander en el Rallye Cantabria Infinita, Alberto Hevia espera contar con una nueva evolución de su vehículo e intentar poder luchar por la victoria en mejores condiciones.

 

{mosimage}

Por su parte, Pedro y Marcos Burgo realizaron una buena carrera, quedando finalmente cuartos en la general. La inclusión de los dos vehículos S2000 dentro del Grupo N no ha sentado nada bien entre la mayoría de los pilotos, que consideran que estos vehículos no son para nada vehículos de producción. En lo que se refiere a la carrera, el equipo de Café Candelas realizó un buen rallye, estando siempre entre los pilotos en cabeza, aunque un pequeño golpe en la segunda sección en la parte trasera de su Mitsubishi EVO IX dañaba su transmisión y les hacía perder tiempo. Aun así, los lucenses no perderían la cabeza, y sabrían seguir con tranquilidad, para conseguir finalmente un interesante cuarto puesto, viéndose superados por el Mitsubishi de Xavi Pons, quien se mostró a un gran nivel, y los dos S2000.

 

{mosimage} 

La actuación de los pilotos Rallycar se completaría con el equipo formado por Fran Cima y Gabri Suárez, que arrancaban su programa en asfalto con su primera participación en el Desafío Peugeot. Se trataba Alicante de un rallye completamente nuevo para el ovetense, por lo que en principio el equipo salía con la intención de acabar la prueba, hacer kilómetros con el vehículo y ver en que lugar se encontraban dentro de la copa. En la primera sección las cosas fueron saliendo como estaban previstas, pero en la segunda aparecieron las complicaciones. Un pequeño golpe en la segunda pasada por Finestrat y problemas con las notas les hicieron bajar dos puestos en la general. En el último tramo de 52 kilómetros el equipo saldría fuerte, para intentar recuperar algún puesto en la general. Finalmente lograrían subir hasta la séptima plaza, completando una buena actuación en líneas generales.

 

{mosimage} 

El otro foco de atención estaba en Galicia, en las carreteras de Lalín donde el Campeonato Gallego arrancaba con el 12 Rali do Cocido. Una carrera complicada, en la que muchos fueron los pilotos que tuvieron algún problema y en donde varios fueron los tramos que se tuvieron que neutralizar. Fernando Rico estrenaba aquí su Mitsubishi EVO VIII calzado con ruedas Hankook, y el naronés lograba un meritorio tercer puesto en la general, a pesar de tener problemas con el turbo de su vehículo. Rico hizo una carrera muy regular, estando siempre entre los cinco primeros, aunque al final el Peugeot 306 Maxi de Bamarti y el Renault Clio S1600 de Luis Vilariño se mostraron intratables. Por su parte, Miguel Dopico que estrenaba aquí su Subaru Impreza realizaba también una gran carrera. El ferrolano también corría con ruedas Hankook y lograba un quinto puesto de la general y segundo de Grupo N muy a tener en cuenta, sobre todo tras el largo tiempo de inactividad y sabiendo que era la primera carrera con esta unidad.

 

{mosimage} 

En el Volante RACC, Pablo Rey y Carlos Ameneiro estrenaban el C2 GT con el que correrán esta temporada. Sin tiempo casi para hacer pruebas con el vehículo, el equipo naronés salía fuerte, pero sin querer forzar por no estar todavía adaptados al nuevo comportamiento de su montura. Esto les serviría aun así para colocarse segundos, por detrás de un Pablo Pazó que se mostraba a un gran nivel durante todo el rallye. Pablo Rey prefería no arriesgar y lograba una segunda plaza que sirve para arrancar con buen pie una temporada que se presenta muy larga y competida.