+34 981 784 955 Horario: lunes a viernes 9:30 a 19:30 sábados de 10:00 a 14:00 info@rallycar.es

{mosimage} 

 

Los hermanos Burgo volvieron a demostrar que a bordo de su Mitsubishi EVO VIII son uno de los equipos favoritos para alzarse con la victoria final en el Campeonato Gallego. Tras la gran exhibición realizada en el Rali do Cocido, le tocaba el turno al Rallye Ría de Noia. Se trata esta de una de las pruebas que mejor se les da a los lucenses, que en los dos años anteriores habían subido a lo más alto del podium al final de la carrera.

 
El día empezaba con fuertes lluvias, lo que parecía un buen augurio para los Burgo cuyo rendimiento en condiciones climatológicas adversas se incrementa notablemente. Con un alto ritmo desde el primer momento, los de Café Candelas fueron cimentando una nueva victoria contundente, con más de un minuto de diferencia con el segundo clasificado y que demuestra la gran actuación que en las carreteras de Noia tuvieron los Burgo. Precisamente en este rallye estrenaban un nuevo patrocinador, Conforauto. Con esta nueva aportación a su proyecto podrán seguir al completo el Campeonato Gallego y optar al triunfo final. Con dos victorias en otras tantas pruebas ya tienen un buen punto de partida.

Por su parte, Pablo Rey y Carlos Ameneiro disputaban una nueva carrera con su Mitsubishi EVO IX. Aunque el dúo naronés no logró repetir el excelente resultado alcanzado en Lalín, teniendo en cuenta la excepcional lista de inscritos en Noia su octavo puesto en la General y cuarto de Grupo N tiene que valorarse apropiadamente. Lo mismo puede decirse de la novena plaza conseguida por los hermanos Casares, que después del abandono de Lalín lograban llevar su Mitsubishi EVO IX hasta el parque cerrado final. No tuvo tanta suerte Fernando Rico, que por problemas mecánicos tuvo que abandonar y no pudo completar el recorrido del rallye.

En lo que se refiere a los pilotos Rallycar inscritos dentro del Volante RACC, los resultados conseguidos no fueron demasiado brillantes. Los hermanos Díaz, que en el Cocido habían demostrado un buen nivel, tuvieron muchos problemas en Noia, lo que los retrasó mucho en la clasificación general aunque al final lograron terminar en la octava plaza lo que les sirve para mantenerse terceros en la clasificación general. Por su parte, Juan Prado, que en Lalín no pudo salir por problemas personales, terminó decimoquinto.

 
Resulta muy destacable la actuación de Moisés Neira, que estrenaba su Honda Civic calzado con ruedas Hankook en Noia. Con un ritmo constante, lograría un destacable 14º puesto en la clasificación general lo que sin duda es de salientar teniendo en cuenta el gran nivel de inscripción que este año se pudo disfrutar en este Rallye Ría de Noia.