+34 981 784 955 Horario: lunes a viernes 9:30 a 19:30 sábados de 10:00 a 14:00 info@rallycar.es

{mosimage}

 

La victoria lograda en el Rallye San Froilán, puntuable para el Campeonato Gallego, le ha servido a Pedro y Marcos Burgo para reeditar su título de campeones gallegos y cumplir uno de sus objetivos para la temporada 2009 que ya está llegando a su final. En lo que se refiere al Volante RACC, los hermanos Bello repitieron victoria, siendo los primeros en lograrlo este año. Bruno Meira, a pesar de un mal resultado en la prueba, está un paso más cerca de ser el vencedor absoluto de esta edición.


Los hermanos Burgo salían a competir en el San Froilán sabiendo que debía controlar a sus principales rivales en la lucha por el campeonato y quedar entre los cinco primeros clasificados para de esta forma certificar matemáticamente su primer puesto. Con esta idea en mente, Pedro y Marcos salieron marcando un alto ritmo desde el primer tramo, superando a coches superiores a su Mitsubishi EVO VIII y demostrando que querían terminar a lo grande y sin hacer cuentas su participación en el Campeonato Gallego de 2009.

 

Las cosas se pusieron de cara para el equipo de Hankook-Café Candelas para que a mitad de rallye lograra ya acumular una buena ventaja con respecto al resto de clasificados. Sin embargo, un pinchazo en el primer tramo de la tarde recortaría notablemente las diferencias, animando a los rivales de Pedro Burgo que se lanzarían en su persecución hasta que en el último tramo del día Pedro y Marcos cedieron el primer puesto. Posteriormente, una penalización de Xevi Pons le devolvería la victoria a los Burgo, que gracias a este triunfo matemáticamente se proclamarían Campeones Absolutos Gallegos.

 

{mosimage} 

 

En lo referente al Volante RACC, como no podía ser de otra forma, emoción y mucha igualdad, sobre todo en los primeros tramos del día. Aneiros sería el primer líder de esta copa de promoción hasta que una salida de carretera le obligaría a abandonar, cediendo el liderato a Otero, que al siguiente tramo también dejaría la competición. Los hermanos Bello se pondrían entonces al frente de la general, tras ir remontando posiciones, y ya no abandonarían el primer puesto hasta el final. En el podium los acompañaría Franciso Lago, segundo y David Grandal, tercero. Bruno Meiro, líder de la general, finalizaría sexto.

 

{mosimage}