+34 981 784 955 Horario: lunes a viernes 9:30 a 19:30 sábados de 10:00 a 14:00 info@rallycar.es

{mosimage}

 

Llegar y besar el santo. Así ha sido el regreso de Alberto Hevia al Campeonato de España. Y eso que la prueba que tenía por delante el piloto de Pola de Siero no era nada sencillo. Más de ocho meses sin subirse a un coche y enfrentarse con una de las carreras que más quebraderos de cabeza le ha causado en los últimos años parecían dos obstáculos importantes para conseguir un buen resultado. Sin embargo, el Skoda Fabia S2000 se comportó de una forma excepcional y promete muchas tardes de gloria para los aficionados al automovilismo. No tuvo tanta fortuna el otro piloto de Rallycar, Pedro Burgo, que en el penúltimo tramo del día tendría que abandonar tras una salida de carretera.

La carrera de Hevia fue en franca progresión, a medida que se iba sintiendo más cómodo con un coche al que sólo pudo probar en un test y que ha demostrado en Ferrol que en lo que resta de campeonato será uno de los protagonistas. El asturiano se mantuvo en todo momento entre los primeros clasificados, muy cerca de los mejores tiempos y sólo una décima de segundo le impidió marcar un scratch en los tramos del viernes. Posteriormente el sábado Hevia siguió con su ritmo, llegando a la última sección a una diferencia de algo menos de 20 segundos y dos tramos por disputarse. El piloto del Skoda salió con el cuchillo entre los dientes y recortaría en el penúltimo tramo la distancia con el primer puesto a tan sólo un segundo y medio, una diferencia que acabaría superando finalmente con el último scratch del rallye y llevándose una victoria merecida.

 

{mosimage}

 

Por su parte, los hermanos Burgo no tuvieron mucha fortuna como les está pasando habitualmente esta temporada en el Campeonato de España. El equipo lucense, con un coche menos competitivo que el de los primeros clasificados, mantendría sin embargo el tipo y lograría rodar entre los cinco primeros. Y eso que en la primera sección de sábado, un problema con los rodamientos de su Mitsubishi EVO IX le haría sudar excepcionalmente a Pedro Burgo, con miedo a perder una de las ruedas en mitad del tramo. En la penúltima especial, y ya solventados esos problemas, Pedro Burgo saldría a intentar dejar un buen sabor de boca entre los aficionados. Sin embargo, una salida de carretera lo dejaría fuera del rallye.

 

{mosimage}

 

También hay que destacar el gran papel realizado por Gorka Antxustegi, vencedor el año pasado de la Copa Suzuki y que en Ferrol estrenaba su unidad de Suzuki Swift Sport Grupo A. El vasco terminaría segundo de su categoría, por delante de vehículos mucho más potentes que su Suzuki y sólo un pinchazo en el primer tramo de la etapa del sábado le impidió conseguir la victoria. Antxustegi fue mejorando sus tiempos a medida que pasaban los tramos de Ferrol y se sentía más cómodo y seguro con su nuevo coche. El resultado obtenido en una prueba complicada como la departamental hace ser optimista al piloto vasco, que en la próxima carrera, el Rallye Príncipe de Asturias, se sentará a los mandos de un Suzuki Swift S1600.

 

{mosimage}

 

Entre los pilotos de la Copa Suzuki Swift, triunfo claro y aplastante de Pablo Rey. El de Narón dominó la carrera de principio a fin y recortó una buena cantidad de puntos con respecto a Esteban Vallín, que con problemas en la segunda etapa del rallye acabaría cayendo finalmente hasta la quinta plaza de la general de Ferrol. Nuevamente los Suzuki Swift se mostraron como unos coches muy fiables, y en una prueba dura y muy selectiva, terminaron la carrera todos ellos menos dos, Pinilla que ya no tomaría la salida por problemas administrativos y Jorge González que tuvo que abandonar por un problema médico de su copiloto.

 

{mosimage}

 

Ya para terminar, destacar el debut de Luis López en el mundo de la competición automovilística. López, originario de Teruel, es el tercer piloto del programa de promoción “¿Quieres ser piloto de rallyes?” y en Ferrol hacía la primera de sus dos participaciones a bordo del Suzuki Swift. Sin experiencia previa en ningún tipo de rallye, tanto del Campeonato de España como regionales, Luis López conseguiría llevar hasta la meta de Ferrol el coche, completando un rallye complicado y que supuso una importante prueba para el turolense.